Tipografía

Papá y mamá, si os preguntáis si vuestro hijo anda bien, esto es lo que a grandes rasgos debéis saber.

Lo primero, ¿Existe un patrón de marcha normal?

Llamamos patrón de marcha al acto de andar.

Existen unos valores estandarizados de lo que se considera una marcha normal en el ser humano en todo el mundo, independientemente de raza, sexo o edad (teniendo sus fases).

En algunos casos cuando se estudia la marcha los datos no se corresponden con esos valores, aunque eso no significa que sea un problema. Es cuando será fundamental la interpretación de los profesionales sanitarios clínicos, como un fisioterapeuta, para hacer una correcta valoración.

Además, es interesante prestar atención al desarrollo músculo esquelético durante el crecimiento, de manera que se puede llevar a cabo un seguimiento desde la infancia.

¿En qué podemos fijarnos para saber cómo camina un niño?

Existen tres aspectos que cualquier persona puede observar cuando un niño camina, todos son muy llamativos visualmente.

  1. Un aspecto importante es la simetría en el movimiento entre ambos lados del cuerpo. La marcha es una actividad simétrica, por tanto, tiene que generar una imagen de armonía.
  2. El braceo, es decir, el movimiento que realizan los brazos cuando el niño camina, es otro aspecto importante. Al avanzar deben moverse los brazos y piernas alternativamente.
  3. Por último, el equilibrio de la pelvis donde no debe existir un movimiento excesivo en su balanceo. Esto lo vemos cuando observamos al niño de frente o de espaldas, mientras camina. 

boy-2029804 copia.jpg


"A veces, estar fuera de los valores y patrones normales no significa tener un problema"

Publicado por:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, recopilar información estadística sobre su navegación generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración o más información pulse en Política de Cookies.