Tipografía

La espasticidad se define como una forma de hipertonía muscular asociada a una enfermedad de la neurona motora superior.

Una persona con espasticidad o con un músculo espástico, presenta resistencia al realizarle otra persona un estiramiento que da lugar a una resistencia mínima en el inicio, seguido por un aumento progresivo en el tono muscular. Su sensación es de rigidez. 

Hay que tener en cuenta que el tono aumenta en proporción a la velocidad del estiramiento. La espasticidad generalmente se acompaña de hiperreflexia, es decir de una reacción exagerada del sistema nervioso autónomo, y de grados variables de debilidad muscular. 

Imagina que desde por la mañana amaneces con las manos atadas, y te propones igualmente hacer tus actividades de tu vida cotidiana. Si pretendes hacer los movimientos más rápidos, la cuerda se tensa más y si alguien intenta desatarte o estirarte la cuerda, se extiende también hacia tus codos.

Así es como vive una persona con espasticidad.

Por suerte en la actualidad, desde la fisioterapia tenemos herramientas suficientes para poder manejar y mejorar los síntomas espásticos.


Adams et al., Principles of Neurology, 6th ed, p54

 

Ilustrado por: Emanuele Longo (CC BY 2.0)

Publicado por:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, recopilar información estadística sobre su navegación generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración o más información pulse en Política de Cookies.