Tipografía

Cada músculo del cuerpo humano tiene una función específica que dependerá de la disposición de sus fibras y de dónde se encuentre.

Primero entendamos los conceptos desde la etimología de las palabras:

  • Agonista: Significa que colabora para realizar un movimiento.
  • Antagonista: El prefijo an- tiene un significado de negación o "carencia de".

Por lo tanto cada movimiento en el cuerpo humano va a tener su músculo agonista (facilitador) y su antagonista (no facilitador) . Para ello vamos a explicarlo con un ejemplo:

En el movimiento del codo de flexión, al llevarnos la mano hacia el hombro del mismo brazo, sus músculos agonistas principales son el bíceps y el braquial anterior (situados en la parte delantera del brazo), pues son quienes facilitan la acción.

Y ¿Para qué necesitamos un músculo antagonista?

Para controlar el movimiento, y en este caso es el triceps braquial (situado detrás del brazo), pues hace la función contraria y permite controlar la fuerza del movimiento dependiendo de la situación.

En el movimiento del codo de extensión, se invierten los papeles siendo el músculo agonista principal el triceps braquial y los músculos antagonistas controlando el movimiento el bíceps y el braquial anterior.


Ilustrado por: Enrico Petrarolo (CC BY 2.0)

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, recopilar información estadística sobre su navegación generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración o más información pulse en Política de Cookies.